¿Cómo es la valoración del suelo pélvico?

Actualizado: 31 may 2020

Muchos de nuestros pacientes de suelo pélvico vienen con cierto miedo a la primera consulta de fisioterapia abdomino-pelvi-perineal porque no saben cómo va a ser. Esta incertidumbre hace que muchas veces vayamos dejando de lado consultar nuestro problema con un/a especialista en suelo pélvico .


Por ello, para despejar dudas, y dar un poquito de luz a aquellos que quieran realizarse una valoración del suelo pélvico pero que por el motivo que sea no terminan de dar el paso; voy a contaros cuál es el procedimiento que nosotros seguimos en la primera sesión de fisioterapia especializada en suelo pélvico.


En primer lugar, te invitamos a pasar a nuestra consulta sol@ o acompañad@ (cómo os sintáis más comod@s) y a acomodarte (puedes sentarte en la silla, en la camilla, quedarte de pie...cómo prefieras). Cerramos la puerta para tener más íntimidad y empezamos a hablar, a hacer preguntas para indagar sobre varias cosas que voy a enumerar y describir a continuación:


Primero solo hablaremos. Preguntamos, tú nos cuentas, nosotros te escuchamos, te acompañamos, resolvemos tus dudas, tomamos notas, sin prisas. Con respeto.



1. MOTIVO DE CONSULTA


Solemos empezar preguntando qué os preocupa, cuál es el motivo de vuestra consulta. Esta información inicial que puede ser más o menos breve nos va a permitir ordenar esta primera sesión de manera que consigamos los datos necesarios para ayudarte en la prevención o tratamiento de cualquier patología relacionada con la esfera uroginecológica o proctológica.



2. RECOGIDA DE DATOS PERSONALES, PROTECCIÓN DE DATOS DE LOS PACIENTES Y CONSENTIMIENTO INFORMADO


Seguidamente recogemos vuestros datos personales (nombre y apellidos, teléfono, correo electrónico, profesión, ejercicio físico, etc.) y os hacemos firmar dos hojas: una referente a la protección de vuestros datos, y otra: el consentimiento informado.

Antes de firmar el consentimiento informado os describimos los pasos del procedimiento que vamos a seguir, y hablamos sobre las indicaciones y posibles contraindicaciones de las técnicas manuales e instrumentales que podríamos usar tanto para la valoración como para el tratamiento en consulta y si estáis de acuerdo en iniciar la valoración después de lo que os hemos explicado, deberéis firmar el consentimiento informado para proceder.



3. SEGUIMOS HABLANDO SOBRE DATOS MÉDICOS


Después también indagaremos sobre otros aspectos:


  • Situación actual de salud y antecedentes médicos (alteraciones ginecológicas, urológicas, cardiorrespiratorias, endocrinas, digestivas, músculo-esqueléticas, hábitos higiénico-dietéticos...). Aquí te preguntamos que tal la tensión arterial, si tienes alergias conocidas, infecciones vaginales o de orina actuales o previas, si presentas alguna enfermedad cardíaca, como tienes la tiroides, que tal tú sistema reproductivo, cuando fue la última revisión ginecológica, si cuidas la hidratación y alimentación, si descansas bien, etc.


  • Características o factores que tengan que ver con la micción, defecación, menstruación, relaciones sexuales. En este punto hablaremos sobre si tienes pérdidas de orina, gases o heces, en qué momentos se producen las pérdidas, si te cuesta iniciar la micción, se entrecorta el chorrito del pipí, si tienes estreñimiento, si sientes como un bulto o peso en la vagina, si has dado a luz vía vaginal o cesárea, como fueron tus embarazos y tus partos, qué tal la recuperación postparto, si sientes dolor o poco placer en las relaciones sexuales, si el dolor en la penetración es solo en la entrada o en profundidad, te preguntaremos aspectos relacionados con tu menstruación como la duración, la cantidad de sangrado, si tus ciclos son "regulares", si usas algún método anticonceptivo...


  • Estudiamos tus síntomas. Te preguntaremos desde cuándo tienes esos síntomas, cómo son esos síntomas, dónde se localizan, si los asocias a algo, qué cosas hacen que tus síntomas mejoren y qué cosas hacen que empeoren, si tus síntomas varían durante el día o durante el mes, etc.


  • Hablamos sobre cirugías abdominales, pélvicas o perineales previas (apendicitis, cesárea, histerectomía, abdominoplastia, etc.)


  • Revisamos los resultados de las pruebas o informes médicos que puedas aportar a esta primera sesión de fisioterapia.



4. EXPLICACIÓN DE ANATOMÍA, FUNCIÓN Y DISFUNCIÓN DE ESTRUCTURAS O SISTEMAS AFECTOS


Llegado este momento ya tendremos muchos datos que nos permitirán empezar a hablar con mayor propiedad. Te explicaremos y te mostraremos en imágenes, vídeos o maquetas como son y como funcionan las estructuras que están relacionadas con tu motivo de consulta. Y qué es lo que ocurre cuando estas estructuras o sistemas no funcionan correctamente.



5. OBSERVACIÓN Y EXPLORACIÓN FÍSICA


Acto seguido te invitaremos a ponerte de pie. En este momento observamos cómo te mueves, cómo es tu postura, tu patrón respiratorio,.... Estos datos a los fisioterapeutas nos pueden proporcionar mucha información para poder hilar más fino en nuestro enfoque terapéutico.


En función de lo que observemos y teniendo en cuenta los datos que nos has proporcionado en la primera parte de la sesión, te pediremos que realices ciertos gestos (test) que consideramos oportunos para obtener más información sobre tu motivo de consulta, como por ejemplo: agacharte a tocar el suelo, inclinar el tronco a un lateral, toser, levantar una pierna al frente con la rodilla flexionada, ...


A continuación pasaremos a la camilla. En nuestra consulta disponemos de una camilla muy cómoda que equipamos para cada paciente con una sabanita desechable que cubre la camilla, un empapador, una almohada para que dejes reposar tu cabeza cómodamente sobre ella y una sabanita para que os podáis cubrir durante la exploración.


Cuando estés tumbad@ en la camilla seguiremos haciendo algunos test y valorando aquellas estructuras que consideramos que pueden estar relacionados con tu motivo de consulta.


  • TÓRAX: Observaremos la morfología de tu caja torácica, cómo respiras, el estado de tu diafragma...


  • ABDOMEN: valoraremos si hay o no diástasis abdominal y sus características, cómo se comporta el abdomen ante esfuerzos/gestos hiperpresivos, te pediremos que hagas un crunch o abdominal, que tosas, palparemos distintas zonas de tu abdomen (también cerca del pubis), en caso de que tengas alguna cicatriz también la tocaremos y la moveremos, valoraremos la sensibilidad en tu abdomen en general y en zonas cercanas a la cicatriz, ...


  • PELVIS: observaremos la morfología de las distintas estructuras óseas que conforman la pelvis y aquellas que están directamente relacionadas con la pelvis.


  • PERINÉ Y CONTENIDO PÉLVICO: este punto suele ser el que más nerviosos/as os pone porque os pedimos que os quitéis vuestra ropa interior. En este momento siempre te recordamos que va a ser una exploración no dolorosa y breve, y que si quieres interrumpir la exploración en cualquier momento, pararemos sin problema (sin juzgarte ni pedir explicaciones).

  • Si consientes que sigamos con la exploración verás que nos ponemos guantes y que observamos tus labios, clítoris, ano...esto es para localizar cualquier alteración que pueda estar relacionada con tu disfunción del suelo pélvico (observamos si hay edema vulvar, la coloración de los tejidos, si existe alguna asimetría, cicatrices, apertura del introito (entrada de la vagina), hemorroides, medimos la separación entre el ano y la vagina,... ).

  • Te pediremos que contraigas el suelo pélvico como tu creas que se tiene que contraer, que lo relajes, que tosas contrayendo y sin contraer el suelo pélvico, que realices un gesto hiperpresivo...,También haremos test para determinar posibles alteraciones en el sistema nervioso periférico y/o central: valoramos los reflejos, la sensibilidad, si un estímulo suave e indoloro a ti te genera dolor...


INTERIOR DE LA VAGINA/ANO


  • Cambiaremos de guantes y pondremos lubricante en el dedo o dedos que vayamos a introducir en el interior de tu vagina/ano. La introducción del dedo siempre se hará cuidadosamente explorando cada estructura que vamos tocando desde la zona más externa a la más profunda del canal vaginal/anal. Este apartado es imprescindible para detectar alteraciones en tu suelo pélvico puesto que palpar intracavitariamente desde la vagina o ano nos permite a los fisioterapeutas evaluar con mayor precisión las estructuras pélvicas internas. En este momento conseguimos:

1. Conocer el estado de la musculatura que reviste la pelvis (si hay zonas con mucha tensión, si presenta puntos de dolor, si hay una cicatriz dolorosa, …). Valoraremos como se comportan estos tejidos desde los planos más superficiales hasta los más profundos en distintas situaciones (en reposo, al realizar una contracción del suelo pélvico, toser, en valsalva, …)


2. Valorar la posición y el comportamiento de los órganos pélvicos (uretra, vejiga, vagina, útero, recto y ano), para determinar por ejemplo si se ha descolgado el útero o la vejiga.



DESPUÉS DE LA VALORACIÓN


Una vez finalizada la exploración es muy probable que os expliquemos algunos ejercicios y comprobemos que los sabéis realizar correctamente. Posteriormente os ofreceremos toallitas íntimas para que podáis limpiar vuestro periné. Y os dejaremos tiempo para que os vistáis.


Después nos volveremos a sentar contigo y te explicaremos que hallazgos hemos encontrado al realizar la exploración. Volveremos a usar la maqueta y el material didáctico del que disponemos para asegurarnos de que comprendes tu situación. Finalmente, hablaremos de tu tratamiento y las pautas y ejercicios que formarán parte de tu programa de reeducación.


Puede que también te derivemos a algún compañero especialista (ginecólogo, sexólogo, psicologo, urologo,...) ya que en la mayoría de los casos es imprescindible seguir un abordaje multidisciplinar o incluso puede que la causa de tu consluta no pueda abordarse desde la fisioterapia.




288 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo